Costa Rica se extiende majestuosamente desde el océano Pacífico hasta el Mar Caribe y su distancia es tan solo 200 millas. Su porción de tierra ocupa solamente 20 mil millas cuadradas.

Si se hace un recorrido por las provincias de Costa Rica, es fácil darse cuenta de que en ningún otro lugar se pueden encontrar campos con tantas variaciones de paisaje y clima como aquí.

Costa Rica es uno de los destinos turísticos más preciados del planeta. Este pequeño pedazo de tierra reúne todos los componentes necesarios para satisfacer el gusto de miles de viajeros que la visitan cada año.

La división territorial de Costa Rica incluye 7 provincias a saber San José, Alajuela, Cartago, Heredia, Guanacaste, Puntarenas y Limón; que juntas ofrecen un atractivo destino turístico de posibilidades casi ilimitadas, y que incluyen extensos bosques lluviosos, volcanes, ríos que se pasean por las montañas, playas y muchos recursos naturales resguardados por una importante organización de parque nacionales y reservas forestales.

 

San Jose

San José es la provincia más poblada del país. Ubicada en la Meseta Central, se extiende hacia el noreste, atravesando las impresionantes montañas de la Cordillera Central, que incluyen parques nacionales, reservas forestales y tierras fértiles donde abundan las plantaciones de café.

La capital de Costa Rica, San José, se encuentra emplazada en el Valle Central. Es una extensa planicie custodiada por majestuosos volcanes y verdes cerros que confirman la riqueza natural que existe en todo el territorio nacional.

Fundada en la primera mitad del siglo XVIII, San José es hoy una ciudad donde convergen visitantes de todo el mundo; es una urbe colmada de sitios de interés, así como de rostros y colores que reflejan la historia de un pueblo.

Su arquitectura es diversa, como lo es la gente que transita por sus calles. En el sector norte de la ciudad se pueden encontrar las muestras más refinadas del urbanismo de principios del siglo pasado. Hay una gran cantidad de casas y edificaciones de inspiración europea, pero construidas con un profundo sentido del estilo costarricense.

Entre los sitios más representativos de la ciudad, destaca el Teatro Nacional, un orgullo de los costarricenses y casa histórica de los mejores artistas nacionales y extranjeros. El teatro fue inaugurado en 1897, tras el empeño de comerciantes, intelectuales y políticos que supieron identificar la importancia de una casa de ópera que pudiese albergar lo mejor de las producciones artísticas del mundo.

No obstante, una lista de museos de clase mundial, parques, hoteles, teatros y edificios históricos son algunas otras opciones que pueden descubrir los miles de turistas que visitan San José anualmente.

Desde la ciudad, los visitantes pueden elegir entre decenas de tours de un día a los sitios naturales más admirables dentro y fuera del Valle Central, además pueden acceder a una gran cantidad de deportes de aventura y actividades de exploración.

Heredia

Con un territorio de 2.656 km2 y una población de 75 000 habitantes, Heredia es la provincia más pequeña de Costa Rica, un pueblo apreciado por su tradición colonial y arquitectura de antaño.

Un buen número de casas de adobe se pueden apreciar a lo largo de las comunidades heredianas de Barva y Santo Domingo. La ciudad de Heredia, mejor conocida como la 'Ciudad de las Flores', se fundó en 1706, tras la iniciativa de unas 150 familias asentadas en ese sitio.

En Heredia existen todavía una gran cantidad de cafetales, muchos de los cuales han sido adaptados para realizar visitas guiadas con turistas. Resulta fácil deleitarse con el cautivante proceso de la cosecha, secado y tueste del café.

Entre las maravillas naturales de la provincia de Heredia, se encuentra el volcán Barva, un formidable coloso situado en la parte oeste del Parque Nacional Braulio Carrillo, y que se levanta a 2.906 metros sobre el nivel del mar. La vegetación alrededor de este gigante dormido es maravillosa; un lugar ideal para la observación de aves, especialmente para aquellos que sueñan con el suntuoso quetzal.

Por su parte, el Parque Nacional Braulio Carrillo representa la mayor riqueza natural cercana al Valle Central. Un bosque tropical lluvioso, hogar para centenares de especies de plantas y animales.

La cerrada vegetación del parque resguarda una gran cantidad de cascadas y ríos, algunos de los cuales son utilizados en aventuras deportivas. El río Sarapiquí es otra de las atracciones de la provincia herediana. Este majestuoso afluente viaja a través de una densa vegetación donde abundan las aves y posee una corriente ideal para quienes disfrutan de los rápidos con un grado de dificultad moderado.

Las zonas montañosas de Heredia, justo antes de cruzar la Cordillera Central, se caracterizan por sus grandes extensiones de bosques y clima agradable. Muchas personas eligen estos sitios verdes y frescos para establecerse y vivir alejados del bullicio que impera en la ciudad.

Guanacaste

Provincia generosa y cálida, Guanacaste es conocida por su producción ganadera y espectaculares playas. Es la región más seca de Costa Rica, especialmente en sus zonas costeras.

Guanacaste pasó a formar parte de Costa Rica en 1824; hasta entonces permaneció como un partido adscrito a la Captanía General de Guatemala. Ciertamente este territorio detenta una riqueza natural y cultural muy importante para la economía de Costa Rica. Algunos de los mejores hoteles de playa del mundo se sitúan en las playas guanacastecas.

Guanacaste es bien conocida por sus playas y el sol, y eso es exactamente lo que los visitantes encuentran a lo largo de línea costera, donde abundan los hoteles, cabinas y restaurantes; algunos lujosos, otros más modestos, pero que le garantizan al visitante una opción perfecta para cada presupuesto.

Playa Panamá, en el norte de la provincia, es una de las buenas opciones para el turismo. Un sitio plácido de arena blanca y aguas tranquilas, que invitan pasar un fin de semana sin preocupaciones.

Playa del Coco figura entre los lugares más populares por su vida nocturna y gran cantidad de visitantes, y sin viajar mucho se puede llegar a Playa Flamingo, un sitio ideal para quienes gustan una mezcla de hoteles con clase y un ambiente sereno.

También están Playas Ocotal y Hermosa, entre las más populares de la costa guanacasteca. Playa Grande se ubica un poco más al sur, y junto con el Parque Nacional Las Baulas, es el santuario para miles de tortugas baula que llegan a desovar a estas costas cada año.

Tamarindo ofrece una mezcla de playas de arena blanca y manglares; de aves marinas e iguanas, que la convierten en un lugar paradisíaco y perfecto para quienes desean vivir en armonía con la naturaleza.

Muchas otras playas a lo largo de la costa guanacasteca completan una oferta natural inigualable. Playa Carrillo, Playa Ostional, Manzanillo o Coyote, son algunos de esos destinos que engalanan a la provincia más grande de Costa Rica.

En Guanacaste se pueden degustar deliciosas comidas, muy propias de su gente y que con el tiempo se convirtieron en auténticas tradiciones costarricenses. El Parque Nacional Santa Rosa se ubica al norte de la provincia, esta es una joya del bosque tropical seco que posee un inventario biológico extraordinario.

De igual forma, enclavados en la Cordillera de Guanacaste, están los volcanes Tenorio, Orosi, Miravalles y el Rincón de La Vieja, este último rodeado por el Parque Nacional del mismo nombre.

Sin duda, Guanacaste es una tierra privilegiada. Posee una mezcla de bosque seco y lluvioso, cálidas playas, vastas planicies y una impresionante cordillera volcánica; un mundo natural dispuesto a ser explorado.

Puntarenas

Conocida como 鈥渓a Perla del Pacífico鈥, Puntarenas es la provincia más grande de Costa Rica, con un área de 11.276 Km2. Sus principales atracciones están en la línea costera del Pacífico, que se extiende por más de 500 millas hasta la frontera con Panamá.

Esta vasta provincia ofrece una variación de playas, parques nacionales y reservas naturales con una importancia ecológica extraordinaria, pues es una zona de transición entre las tierras tropicales secas de Guanacaste y los verdes bosques del Pacífico Central.

El puerto de Caldera y la ciudad de Puntarenas, reciben diariamente a cientos de turistas provenientes de los numerosos cruceros que atracan en la costa. Algunas de estas naves viajan con destino al canal de Panamá, permitiendo a sus pasajeros explorar el interior de Costa Rica, y reencontrarse con el crucero días más tarde en puerto Limón, en el Caribe.

La Reserva Biológica de Carara constituye una de las mejores vitrinas del patrimonio natural de Puntarenas. Esta reserva comprende una extensión de 11.600 acres de bosques y manglares.

Hoy día, están disponibles a los turistas solamente algunas porciones de la reserva, pero se pueden contratar guías profesionales a quienes les está permitido explorar algunas áreas restringidas.

El Parque Nacional Manuel Antonio, es otro de los destinos por excelencia de la provincia puntarenense. Con sus impresionantes playas de arena blanca, las aguas azules del Pacífico y centenares de hectáreas de bosque lluvioso, este parque es uno de los más pequeños de Costa Rica, pero también uno de los más visitados.

Manuel Antonio es uno de los pocos sitios en Costa Rica donde aún habita el mono tití. Dentro del parque también se encuentran más de 100 especies de mamíferos e igual número de tipos de aves.

En Puntarenas también se distinguen el Parque Nacional Corcovado -ubicado al sur, y que constituye un hábitat importante de especies endémicas como el sapo Dorado- así como el río Tárcoles, cuyas márgenes están custodiadas por centenares de cocodrilos americanos.

La buena comida -especialmente los mariscos- además de los famosos carnavales que se realizan cada verano y el cálido trato de su gente, son algunas de las gratas sorpresas que reciben los turistas que visitan esta provincia.

Cartago

Conocida también como La Vieja Metrópoli, Cartago fue la capital de Costa Rica hasta 1823, cuando se trasladó ese título a la ciudad de San José. Es una provincia relativamente pequeña, con apenas 3.124 km2 y casi 35 000 habitantes.

Esta es la región más importante de Costa Rica en materia de arte colonial. Quizás, el mejor ejemplo es el templo de Orosi, que data de 1743, una joya histórica que ha sido testigo del nacimiento de una nación.

Cartago posee un clima tropical húmedo, su sistema montañoso comprende dos cordilleras, la Central, donde se sitúan los volcanes Irazú y Turrialba. La Cordillera de Talamanca es la otra gran formación montañosa de la provincia. En ella se levanta el imponente Cerro Chirripó, el punto más alto de Costa Rica, situado a 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Cartago es una tierra de tradición y religiosidad. Hacia el norte se encuentra el monumento nacional de Guayabo, ubicado en las afueras de la ciudad de Turrialba. En Guayabo los visitantes pueden admirar enigmáticas construcciones que datan de la época precolombina. Es una de las áreas arqueológicas más grandes que se ha descubierto en el país. Montículos, puentes, plazas y calzadas, así como un acueducto que aún funciona, son algunos de los vestigios de las antiguas culturas.

La peregrinación hacia la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles -en el centro de la ciudad de Cartago- es la actividad religiosa más importante de Costa Rica. Se celebra cada 2 de agosto y a ella acuden millones de personas de todo el país.

Empero, quizás, la principal atracción de Cartago sea el volcán Irazú, un esplendoroso gigante que aún se encuentra activo y cuyos cinco cráteres atraén a miles de turistas anualmente.

Es el volcán de mayor altitud en el país, con 3.432 metros sobre el nivel del mar. En él nacen varios ríos que abastecen las cuencas de los ríos Chirripó, Reventazón, Sarapiquí y Grande de Tárcoles.

Alajuela

Es una de las provincias más extensas de Costa Rica, y se le conoce como la 鈥淭ierra de los Mangos鈥. Su territorio se extiende hacia el norte, hasta limitar con Nicaragua. Alajuela fue fundada en 1782 y es la cuna de personajes históricos famosos como Juan Santamaría, el héroe nacional que quemó el Mesón de Rivas en 1856.

Esta provincia posee una riqueza natural envidiable, su topografía desigual comprende desde bosque lluvioso hasta las exuberantes planicies del norte. Los visitantes tienen a su disposición dos de los volcanes activos más impresionantes del país: el volcán Arenal, en la ciudad de San Carlos y el Volcán Poás, en la Cordillera Volcánica Central.

El volcán Poás es uno de los volcanes más esplendorosos de Costa Rica por su hermoso panorama. A su alrededor se pueden apreciar distintos hábitats; desde el bosque nuboso hasta áreas con vegetación escasa, donde crecen especies que se han adaptado a las emisiones de gases y el factor climático propio de volcán.

Por su parte, el volcán Arenal, con su hermosa silueta cónica, es uno de los más activos del mundo. Pero sin duda su encanto se acentúa cada noche, cuando se pueden apreciar el colorido de sus erupciones y los ríos de lava. Muchos hoteles del lugar ofrecen vistas del volcán y de su espectáculo nocturno.

En Alajuela se pueden encontrar también las pintorescas ciudades de San Ramón, Zarcero y Sarchí, donde se pueden comprar artesanías y admirar el trabajo en madera y las pinturas de los artesanos costarricenses.

Durante las últimas décadas, Alajuela se ha convertido en una travesía obligatoria para todos aquellos amantes de la riqueza natural de Costa Rica.

Limón

La provincia caribeña es un paraíso natural, formada por una combinación de cerradas junglas, imponentes montañas y paradisíacas playas. Limón posee el más alto porcentaje de tierras protegidas en Costa Rica, y posee una extensa variedad de flora y fauna. Su vegetación es exuberante, así como las culturas que convergen en toda la provincia.

La carretera que lleva a Limón desde San José, cruza el majestuoso Parque Nacional Braulio Carrillo. En este punto comienza una travesía hermosa hacia las tierras bajas del Caribe y se experimenta un cambio significativo en la temperatura y el panorama.

Quizás, la región más exuberante de Limón es el Parque Nacional de Tortuguero, en la parte norte de la provincia. Una vasta extensión de tierra protegida y el lugar más importante en la costa atlántica del continente americano para el desove de la tortuga verde.

La ciudad de Limón es el primer punto de arribo de los visitantes. Es un puerto esencial para la vida económica de Costa Rica y el más vivo ejemplo del encuentro multicultural que ha vivido esta región a lo largo de la historia.

Viajando al sur, a una hora de distancia se encuentra Cahuita, una villa típica del Caribe, este pueblo se ha convertido en un destino para los turistas, pues no solo representa la esencia de una cultura, sino por la belleza del Parque Nacional Cahuita, que protege una importante extensión de arrecife coralino.

Las tranquilas aguas en este sitio, son un punto a favor para los amantes del 鈥渟norkeling鈥, pues el espectáculo debajo del agua es maravilloso, una amplia cadena de arrecife compuesto de distintas clases de coral y ocupado por una inmensa variedad de peces tropicales.

Otro punto importante en la provincia caribeña es Puerto Viejo, a solo 30 minutos de Cahuita. En este pueblo se respira un profundo respeto por la identidad cultural de sus habitantes. Una amalgama de música, playas y comida muy propia del lugar son los elementos que atraen a miles de turistas año con año.

A lo largo de la zona costera, los visitantes encuentran una buena cantidad de opciones de alojamiento. La mayoría de hoteles y cabinas son pequeños y conformados por tradicionales Bungalows, un tipo de construcción muy particular del Caribe.

El Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo se ubica justo al final de la línea costera, casi en la frontera con Panamá. Este refugio protege casi 4500 hectáreas de playas y mar, sitio de desove de 4 especies de tortugas.

En Manzanillo se pueden rentar kayaks y recorrer los tranquilos manglares en búsqueda de aves y reptiles típicos de la zona.

La provincia de Limón posee una cultura única en Costa Rica, una forma de vivir que se puede apreciar con todo su esplendor en los tradicionales carnavales que allí se realizan cada año, una experiencia de ritmos y colores eufóricos y cautivantes.

*** Información cortesía de la Revista Destinos.
 
 
 
Tourism Companies Access | Privacy Policy
Instituto Costarricense de Turismo
Copyright ©2014 ICT CST Gobierno Digital Centroamerica